FAQ

 

Certificados SSL

SSL significa "Secure Sockets Layer" y es un protocolo de seguridad que sirve para la encriptación de datos.
Como su nombre lo indica, es un certificado digital emitido por una Autoridad Certificadora (CA) y que se instala en los servidores web para diversas razones, dependiendo de su alcance pero por lo regular, se utilizan para autenticar la identidad del sitio web (dominio), garantizando a los visitantes que no están en un sitio falso y que cualquier dato que escriban, será cifrado instantáneamente evitando con esto, que la información pueda ser vista por alguien durante su transferencia entre el browser (navegador) y el servidor web.
La Autoridad de Certificación o Certificadora (CA), por sí misma o mediante la intervención de una Autoridad de Registro, verifica la identidad del solicitante de un certificado antes de su expedición o, en caso de certificados expedidos con la condición de revocados, elimina la revocación de los certificados al comprobar dicha identidad. Los certificados son documentos que recogen ciertos datos de su titular y su clave pública y están firmados electrónicamente por la Autoridad de Certificación utilizando su clave privada. La Autoridad de Certificación es un tipo particular de Prestador de Servicios de Certificación que legitima ante los terceros que confían en sus certificados la relación entre la identidad de un usuario y su clave pública. La confianza de los usuarios en la CA es importante para el funcionamiento del servicio y justifica la filosofía de su empleo, pero no existe un procedimiento normalizado para demostrar que una CA merece dicha confianza.
No. Hay varios tipos de Certificados SSL, según la cantidad de nombres de dominio o subdominios que se tengan, las cantidades que garantizan y el alcance en cuanto a validación se requiera. Algunos ejemplos son:

  • Único: asegura un nombre de dominio o subdominio completo (FQDN).
  • Comodín: cubre un nombre de dominio y un número ilimitado de sus subdominios.
  • Multidominio: asegura varios nombres de dominio.
  • Validación de dominios: este nivel de validación es el más económico y brinda un cifrado básico y la verificación del titular del registro del nombre de dominio. Este tipo de certificado se entrega en unos minutos o unas pocas horas.
  • Validación de organización: además del cifrado básico y la verificación del titular del registro del nombre de dominio, autentica algunos detalles del propietario, como el nombre y su dirección. Este tipo de certificado se entrega en unas pocas horas o algunos días.
  • Validación extendida (EV): proporciona el mayor nivel de seguridad debido a la investigación exhaustiva que se lleva a cabo antes de emitir este certificado según lo estipulado en las pautas establecidas por el consorcio de la industria de certificados SSL. Además de la autenticación de la entidad y la titularidad del registro del nombre de dominio, se verifica la existencia legal, física y operativa de la entidad. Este tipo de certificado se entrega en unos días o semanas.
Cualquier persona u organización que utilice su sitio web para solicitar, recibir, procesar, recopilar, almacenar o exhibir información confidencial. Algunos ejemplos de este tipo de información son:

  • Información de inicio de sesión y constraseñas.
  • Información financiera (como números de tarjetas de crédito y cuentas bancarias).
  • Datos personales (como nombres, direcciones, números de seguridad social y fechas de nacimiento).
  • Información patentada.
  • Documentos legales y contratos.
  • Listas de clientes.
  • Historial médico.
Existen cuatro indicadores visuales:

  1. Un candado a la izquierda de la dirección URL.
  2. El prefijo de la URL es https en lugar de http.
  3. Un sello de confianza.
  4. Una barra de dirección de color verde, en el caso de los certificados SSL de validación extendida.
Directamente con nosotros, en dado caso, por favor contáctanos para que podamos saber cuál es tu requerimiento y con base al mismo podamos ofrecerte el Certificado SSL adecuado
La instalación está incluida sólo si nosotros hospedamos tu sitio web, de lo contrario, cobramos una cuota que va en función al tipo de certificado adquirido.
La vigencia de los Certificados SSL es regularmente por un año y para que siga activo debe renovarse anualmente. En caso de que no se renueve, el certificado pierde validez y los navegadores emitirán una alerta cuando tu sitio web sea visitado.
En efecto, la garantía en los certificados SSL es la cobertura que ofrece el emisor del certificado (la marca que lo ha emitido, por ejemplo Comodo, Symantec, etc.) para nuestros clientes en caso de sufrir pérdidas económicas como consecuencia directa de confiar en un certificado emitido por negligencia suya. Hay que tener presente que el valor de garantía que ofrecen los Certificados SSL, impacta directamente en su costo.

Tiendas en Línea

En 24 horas después de haber recibido el pago
Definitivamente, es indispensable debido a que los usuarios que naveguen por la tienda podrán hacer transacciones.
El precio de la tienda no incluye la colocación de los productos, sólo lo relacionado con la instalación y configuración de la plataforma; no obstante, por una cuota adicional podemos poblar la tienda con los productos que nos proporcionen.
Por supuesto que sí, nos encargamos de que el sistema les quede lo bastante claro para que puedan sacar el máximo provecho tanto de la plataforma como de cada uno de sus productos.
Al contratar, hay que pagar $6,500.00 pesos (más IVA si se factura)

    Eso incluye lo siguiente:

  • Instalación y configuración de la plataforma comercial.
  • Hospedaje web anual de La Tienda.
  • Un Certificado SSL por un año (https://).
  • 2 horas de capacitación.


Nota: Todos los precios están sujetos a cambio sin previo aviso.
    La renovación anual de la Tienda es por:

  • Hospedaje web anual de La Tienda - $3,750.00
  • (Incluye renovación anual del Certificado SSL)

Total: $2,500.00 pesos

(Es más IVA en caso de requerir factura)

Nota: Todos los precios están sujetos a cambio sin previo aviso.
Es muy sencillo, puedes hacerlo directamente desde nuestra Tienda siguiendo éste enlace Sigue las instrucciones y elige la opción que te convenga y finalmente, realiza tu pedido.
Claro, tenemos un plan que te permite revender las tiendas en forma personalizada y sin que aparezca nuestro logo en el panel de control ya que colocaríamos tu logotipo y un enlace a tu información o sitio web.
Para ser revendedor, es necesario comprar dos tiendas, una para el revendedor, para que pueda promover sus productos e incluso las tiendas y la otra para que las empiece a vender.

En la contratación (inscripción al plan de revendedor), la primer tienda tiene un costo normal ($6,500.00) y la segunda tienda ya tiene el precio de revendedor, el cuál es un 30% abajo del precio normal vigente.

Es importante destacar que el 30% bajo el precio normal es exclusivamente en las nuevas contrataciones de Tiendas.

En las renovaciones anuales de las Tiendas, el precio del revendedor es del 10% abajo del precio de renovación vigente.

Nota: Todos los precios están sujetos a cambio sin previo aviso.
No, cada tienda se renueva en diferentes fechas: de las 2 tiendas que contratas para acceder al programa de revendedor, la primera que es la de precio normal, se renueva al año de su contratación mientras que la segunda tienda que ya tiene precio de revendedor, se renueva hasta un año después de haberse activado pero ambas se pagan al mismo tiempo; es decir, al año.
No precisamente, pero si no vendes una tienda en un mes, entonces debes replantearte si en realidad quieres revender las Tiendas.
No, el revendedor es quien tiene que atender a sus clientes directamente y en todo momento, capacitarlos y ofrecerles el soporte adecuado.

Servicios de DNS

Porque tener el servidor de DNS autoritativo para tu dominio en un segmento diferente al de tu ISP es mucho más seguro por diversas razones. Una de ellas es por el hecho de que los ISP que ofrecen hospedaje de sitios, por lo regular utilizan los servidores de DNS en su misma red y cuando hay un problema en dicha red (que suele suceder), tu sitio web deja de operar porque tu nombre de dominio deja de resolver. Éste no sería el caso si la zona de tu dominio estuviera hospedada en nuestros servidores de DNS.

Por otro lado, ofrecemos servicios que no tiene la mayoría de los ISP's como lo son el Round Robin y el Failover entre otros.
Necesitas contratar el servicio directamente desde nuestra Tienda y cambiar los servidores de nombre de tu dominio por los nuestros de tal forma que sean los autoritativos:

ns1.indice.mx
ns2.indice.mx
ns3.indice.mx
ns4.indice.mx
DNS Round Robin es una técnica de distribución de carga, balanceo de carga o tolerancia a fallos de aprovisionamiento múltiple y redundante de servidores de servicios IP, por ejemplo, servidores web o servidores FTP, mediante la gestión de nombres de dominio del sistema para hacer frente a las peticiones de los equipos cliente según un modelo estadístico adecuado.

En su forma más simple de aplicación, Round-Robin responde a las solicitudes DNS no sólo con una única dirección IP, sino con una lista de direcciones IP de varios servidores que ofrezcan servicios idénticos. El orden en que las direcciones IP de la lista se asigna, es la base del término Round-Robin. Con cada respuesta de DNS, es permutada la secuencia de direcciones IP en la lista. Por lo general, los clientes IP básicos intentan conectar con la primera dirección asignada de la consulta DNS a fin de que en los clientes al realizar diferentes intentos, puedan recibir el servicio de diferentes proveedores o servidores, con lo que la distribución de la carga global se distribuya entre los servidores cuyas direcciones IP aparecen en la "lista".

Round Robin se utiliza a menudo para equilibrar la carga de los servidores web distribuidos geográficamente. Por ejemplo, una empresa que tiene un nombre de dominio y tres sitios web idénticos que residen en tres servidores con tres direcciones IP diferentes. Cuando un usuario accede a la página de inicio será enviado a la primera dirección IP. El segundo usuario que accede a la página de inicio será enviado a la siguiente dirección IP, y el tercer usuario será enviado a la tercera dirección IP. En cada caso, una vez que la dirección IP se asigne, se va al final de la lista. El cuarto usuario, por lo tanto, será enviado a la primera dirección IP, y así sucesivamente.
Failover o Comprobación de estado.

Vamos a imaginar que queremos crear un sistema disponible el 99,99999% del tiempo, ya sea porque es un servicio vital para la empresa, o bien porque cualquier corte en el servicio, puede provocar pérdidas económicas o de cualquier otro tipo. ¿Qué hacemos entonces?

Para eso se suele configurar lo que se denomina un “sistema redundante”, es decir dos o más sistemas configurados de forma que uno de ellos sea el que está en funcionamiento, y en el caso en que deje de funcionar por cualquier motivo, se active otro de los sistemas que hasta ese momento estaba “en espera” o “inactivo” tan rápidamente como sea posible. Mediante este sistema, incluso en el peor de los casos (un fallo en una de las líneas de acceso a Internet, el daño de un disco duro, un desbordamiento de memoria ram que mate un proceso vital, etc, puede seguir funcionando gracias al siguiente equipo hasta entonces “dormido”.

Un ejemplo práctico es cuando en la empresa se tiene toda la infraestructura para hospedar tanto el sitio web corporativo, su servidor de correo electrónico, sus soluciones de tipo CRM, ERP, Bases de datos, etc. Los usuarios y clientes acceden al sitio web y a las aplicaciones utilizando el dominio de la empresa (dominio.com). Si la empresa sólo tiene contratado un enlace a Internet, tendría serios problemas en caso de que dicho enlace fallara por lo que para evitar eso, regularmente contratan 2 enlaces de diferentes proveedores de Internet; Es decir, tienen una tolerancia a fallos en cuanto al acceso a Internet. Pues bien, si el enlace principal fallara ¿cómo hacer el cambio para que el dominio de la empresa resuelva a la dirección IP del enlace adicional?

Aquí es donde entra el Failover o la comprobación de estado. Es un servicio mediante el cuál se monitorea que la dirección IP del enlace principal siempre esté activa de tal forma que cuando ésta falla, en prácticamente unos segundos, el registro tipo A del servidor de DNS con la dirección IP del segundo enlace pasa a ser el principal y consecuentemente, el dominio resuelve a la dirección IP de de dicho enlace, el secundario, hasta que la dirección IP del principal, se restablezca.

Otras Preguntas